• Da Salvatore

La historia del icónico Fettuccine Alfredo

Cómo se creó uno de los platos más populares de la cocina italiana.

Cuando pensamos en comida italiana, entre la gran variedad de platillos que existen, una de las primeras ideas que se nos viene a la mente es la pasta. No es raro si tenemos en cuenta que la versatilidad de este ingrediente le permite cambiar de nombre según su forma, tamaño, la salsa con la que esté bañada o los productos con los que esté mezclada.


Ahora te contaremos sobre la historia de una de las pastas más populares en el mundo, el Fettuccine Alfredo pues, es inevitable encontrarla dentro de la carta de un restaurante de comida italiana o cocina internacional, y bueno que podemos decir, aquí en Salvatore la creamos todos los días.


Una historia súper afortunada


La historia comenzó en la ciudad de Roma, Italia en 1908. La esposa de Alfredo Di Lelio, Inés, acababa de dar a luz al primer hijo del matrimonio. Tras el nacimiento de Armando, Inés comenzó a tener problemas de salud, debido a que perdió el apetito y su alimentación no era suficiente para mantenerse fuerte.


Preocupado por dicha situación, Alfredo Di Lelio buscó la manera de ayudar a su mujer para evitar que su salud siguiera deteriorándose. Así fue como se le ocurrió prepararle un platillo que, además de apetitoso, pudiera darle los nutrientes y calorías necesarias para reponerse.

El fettuccine de trigo fue el elemento elegido por Alfredo, y su creación se basó en la tradicional pasta al burro, cuyo ingrediente principal es la mantequilla, mientras que para terminar de lograr una receta antojable e irresistible, añadió gran cantidad de queso parmesano.


La historia cuenta que Alfredo preparó el primer Fettuccine Alfredo frente a Inés, con el propósito de estimular su hambre. Mezcló la pasta caliente con mantequilla para que se fundiera y el queso parmesano lo agregó mientras mezclaba enérgicamente con las manos, técnica que se volvería un sello de la receta más adelante.

El platillo cumplió su misión, Inés comenzó a comer de nuevo y se recuperó gracias al Fettuccine Alfredo.


De Roma para el mundo


Alfredo Di Lelio introdujo su nueva receta al restaurante de su madre, donde se hizo popular rápidamente entre locales. A pesar de haber cambiado de locación, se trataba de un platillo que la gente buscaba, pero lo más increíble estaba por suceder.

Algunos años después, las celebridades estadounidenses Douglas Fairbanks y Mary Pickford, visitaron la capital italiana durante su luna de miel, donde por azares del destino, entraron al restaurante “Il vero Alfredo” y conocieron a Alfredo y su icónica pasta.


La experiencia fue tan satisfactoria para la famosa pareja que, en 1927, obsequiaron a Alfredo una cuchara y tenedor de oro, como símbolo de agradecimiento por haberles tratado y recibido de tan espectacular manera.

De vuelta en Estados Unidos, el feliz matrimonio compartió la historia de Alfredo y su delicioso fettuccine durante una entrevista, lo que causó revuelo entre su público, convirtiendo el restaurante en una parada tradicional dentro de la ciudad de Roma.



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
© Derechos de autor
whatsapp