• Da Salvatore

Lasaña: Uno de los platos más icónicos de Italia

Todos conocemos la lasaña, ese jugoso platillo italiano preparado a base de pasta que cautiva el paladar de quienes lo prueban sobre todo aquí en Da Salvatore. Y es que, ¿cómo no amarla? Si su sabor es tan delicioso que hasta los más pequeños de la casa la prefieren.



Historia de la lasaña

Probablemente la mayoría de nosotros hemos probado la lasaña o quizás, hemos escuchado su nombre, pero ¿sabemos realmente cuál es la historia de la lasaña? Para comenzar a profundizar en el tema, en primer lugar hablaremos sobre el origen de la palabra lasagna.

Etimología de la palabra “lasagna”


En italiano, la palabra “lasagna” es el nombre original del plato y esta proviene del latín “lasania”. No se tiene información sobre el origen exacto de dicho término, pero historiadores creen que puede tener relación con una especie de olla que utilizaban los romanos en la antigüedad llamada “lasanum”.


Por otro lado, en los países hispanoamericanos se adoptó la palabra “lasaña” para denominar el plato. Incluso, también es conocido como “pasticho” en algunos países caribeños como Venezuela.


Origen de la lasaña


Para continuar con la historia de este delicioso plato, repasaremos el origen de la lasaña. Es cierto que la lasaña que conocemos actualmente viene de Italia, pero según la historia, en la Antigua Grecia existió una versión más simple de esta receta.


Dicho receta era preparado con capas alternas de pan sin levadura a las que se les agregaba salsa. Luego, se cocinaba en un recipiente que se conocía como “laganon” y era este, el mismo nombre que le daban a la preparación.


Posteriormente, aparecieron los primeros rastros de una receta similar en uno de los escritos del famoso Cicerón, quien expresaba con letras su amor por una preparación con tiras finas de pasta, verduras y queso a la que le llamaban “laganum”.


En el año 1634, el cocinero Giovan Battista Crisci le agregó queso mozzarella a la receta para que se gratinara y en 1881 se le añadió uno de los ingredientes más indispensables que se utilizan en la actualidad, la salsa de tomate.


¿Cómo preparar lasaña?


La preparación de este platillo típico italiano es muy sencilla, así que no tendrás problemas para prepararla en tu casa y disfrutar de una buena lasaña casera. Solo debes contar con un horno y tener los siguientes ingredientes a la mano:


Ingredientes para 2 personas

  • 200 gr de pasta para lasaña.

  • 500 gr de carne molida.

  • Queso mozzarella rallado.

  • Ajo picado.

  • 1 zanahoria rallada.

  • 3 tomates picados o pasta de tomate.

  • 1 cebolla blanca picada

  • Aceite de oliva.

  • Vino blanco.

  • 2 cucharadas de harina de trigo.

  • 200 gr de leche.

  • 40 gr de mantequilla.

  • Nuez moscada en polvo.

  • Sal.

  • Pimienta.

Preparación

Esta receta de lasaña de carne se prepara en tres pasos: cocinar la carne, la salsa, la pasta y cuando todo esto se tiene listo, finalmente se arma en un recipiente refractario (vasija o cazuela resistente al calor). Sabiendo esto, ¡empecemos!

1. ¡Comienza con la carne!


En una sartén caliente sofríe con aceite de oliva el ajo picado hasta que se ponga dorado, luego agrega la cebolla picada y la zanahoria rallada. Cuando la cebolla se torne transparente debes agregar la carne molida, sal y pimienta al gusto.


Estos ingredientes debes cocinarlos aproximadamente por 7 minutos, mientras este tiempo transcurre puedes pelar y picar los tomates. Cuando la carne ya esté cocida, añade los tomates o la pasta de tomate y un toque de vino blanco. Si el vino se ha evaporado, es momento de retirar la carne del fuego y reservarla.


2. Continúa con la salsa blanca


Para la lasaña se utiliza una rica salsa blanca conocida como bechamel. Para prepararla debes derretir la mantequilla en una sartén e ir agregando en pequeñas cantidades la harina de trigo.


Se debe hacer progresivamente para evitar que se formen grandes grumos de harina. Sin embargo, verás pequeños grumos y ese será el momento indicado para añadir la leche poco a poco hasta que la salsa espese.


Para intensificar su sabor tienes que agregarle una pisca de sal y si quieres hacer lo mismo con su aroma puedes ponerle nuez moscada.

3. ¡No olvides cocinar la pasta!


Para cocinar la pasta solo debes llenar una olla con agua y dejarla a fuego alto hasta que burbujee. Puedes agregarle sal pero solo un poco, recuerda que la carne y la salsa llevan sal, y no queremos que la lasaña quede salada.


También es recomendable añadir un chorrito de aceite al agua para evitar que las láminas de pasta se peguen entre sí mientras se cocinan.


4. Por fin, ya es hora de armar la lasaña


Este procedimiento es de lo más sencillo. En el fondo del recipiente refractario vas a poner varias láminas de pasta ya cocidas hasta obtener una capa, luego tienes que añadir una capa de carne y por último, una capa de salsa bechamel.


Este proceso debes repetirlo hasta llegar al tope del recipiente, pero debes procurar terminar con una capa de pasta y salsa bechamel para poder añadirle una capa de queso mozzarella. Es importante usar queso de buena calidad y recuerda que, en Hacienda Bufalina elaboramos el mejor queso mozzarella.


Debes hornear la lasaña por 20 minutos o 25 minutos a 180 grados °C. Cuando esté lista, deja que se enfríe un poco para poder servirla. ¡Y eso es todo! La lasaña está lista para ser degustada.


Ahora que sabes lo nutritiva que puede ser la lasaña y lo fácil que es prepararla, ¿te animas a cocinarla en casa?

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
© Derechos de autor
whatsapp